Sobre Mí

Desde niña aprendí diversas manualidades enseñadas por mi madre y mi nonna, gracias a ellas crecí disfrutando maravillosos momentos de amor que sin duda terminaron por definir mi futuro.
A los pies de la cordillera de los Andes, en la Comunidad Ecológica de Peñalolén, entre espinos y estrellas paso los días creando joyas hechas a mano donde las protagonistas son las piedras naturales, porque creo en sus propiedades y las valoro tanto por su belleza natural como por su protección, siempre he pensado que son un regalo maravilloso de nuestro planeta. Admiro las técnicas plásticas artesanales, creo que incorporan valor y un lenguaje completamente diferente a la joyería, haciendo que cada pieza sea única y exclusiva.